martes, 8 de junio de 2010

Mis desdichas

18 comentarios:

alfaro dijo...

Es muy bueno, me lo llevo.
a ver si me arreglo para poner el código, que soy muy patosa.
abrazos.

GUIDO FINZI dijo...

Pues a mí, me gustó mucho.

Un saludo.

PD: Me alegra volver a verte por aquí.

Ico dijo...

Me ha encantado.gracias.

Isabel chiara dijo...

Gracias, querida Alfaro, pero con esa voz que tengo, jajaja, era lo peor. La cara la escondo detrás de las gafas de Caperucita y le meto el burka digital, pero lo otro, vaya si me costó.

Es un experimento, quiero abordar mis cuentos desde una perspectiva "más personal".

Besos y luego te digo más.

Isabel chiara dijo...

Gracias Guido, tú siempre tan amable. Ya echaba de menos esto y aunque sigo enterrada en mi vida loca tengo que volver para no volverme cuerda.

Un besito, yo también encantada.

Isabel chiara dijo...

Y gracias a ti Ico, a mi me encantó hacerlo, pese a mi timidez.

Besos

alfaro dijo...

Pero si tu voz es perfecta para el poema, tono y voz perfectos.
Y las gafas ... nos vienen muy bien para escondernos detrás, además así leemos los reflejos.

Makiavelo dijo...

M´e kedao pagmao! Tanto derroche de pogmodennidá.
Güeno y valiente! A lo Kerouac.

Besos.

Raquel Barbieri dijo...

Isabella,

Me erizó escuchar tu voz en vez de leer tus líneas. Qué lindo trabajo... gracias por compartirlo.
Quiero más videos de éstos.

Besos, y me alegro de tenerte aquí nuevamente :)

Isabel chiara dijo...

Jajaja, estoy preparando el de las respuestas. Y sin burka digital que ya no me hace falta. Y te cuento por qué.

Hace un rato nos hemos descojonado en la oficina. Resulta que un compañero estaba buscando no sé qué en internet y da con un video nuestro en una página que se llama fondos de pantalla punto com. Pincha el enlace y como fondo de pantalla relacionado aparece mi careto, en dos resoluciones, para descargar, en blanco y negro, jajaja. Nos hemos partido de risa.

Ya no necesito taparme, jajaja, qué de espabilados hay por el mundo. Pero no puedo comunicar con esa página porque no da datos de quiénes son, ni mail ni nada. Ya ves.

Dejo el rollo para otro momento que me lío.

Besitos

Begoña Leonardo dijo...

Estoy emocionadísima, qué bueno, escucharte, es que así, parece que me lo contabas a mí solita, que sí, que soy una egoista, pero hoy necesitaba este cuento y me lo has regalado tú. Gracias, y no te demores tanto para el próximo regalito, porfa...

Besos y achuchones.

Isabel chiara dijo...

Ay, begoñita, qué linda eres, fíjate cómo anda Caperucita, ya vieja pero parloteando su historia, como las abuelitas, jajaja. Me alegra que te guste, en el fondo es un ejercicio de autonosequé, que a estas alturas ni caperucita sabe cómo espantar a sus lobos.

Besitos

Sibyla dijo...

Hola guapíiiiiisima!!!!

Cuánto me alegró saberte bien, nuevamente recuperada y activa.

Yo estoy y no estoy, ya sabes, más liada que la pata de un romano...

Pero me gusta actualizar y visitar a los viejos amig@s aunque sea de vez en cuando.


Mis chicos están bien, y la Queen de la casa, que es Tina, aunque es mocita vieja y virginia, está más feliz que una perdiz.

¿cómo está Clarito? Espero que haya sentado la cabeza y no sea tan juerguista.

Mis mejores deseos para tí, tu hija y tu pareja

Te envío un abrazo gordo, ya sabes que te aprecio y admiro un montón!

Lo siento, no me fue posible visionar el vídeo, pero te vuelvo a decir que el trabajo sobre las pinturas del Bosco son una delicia...

:)

Antígona dijo...

Pero si es que Caperucita fue siempre un cuento de lo más porno por un lado y más conservador por otro. Que si cuidado con el lobo, que si qué boca más grande tienes, que si ven pa'cá que te como... :)

O sea que bienvenida tu Caperucita on the Road, a la que yo pondría el subtítulo de "Deconstructing Caperucita".

Y lo de la voz, tranquila, que a todos nos suena rarísima cuando la escuchamos desde esa exterioridad que sólo se ha hecho palpable por medio de la técnica.

En cuanto a tu vuelta... eso se avisa, ¡coño!, que llevas ya aquí una semana y yo que ni me había enterado.

Me alegro mucho, maja, se te ha echado de menos.

Un beso grande!

Isabel chiara dijo...

Gracias Siby, me alegra que estéis todos requetebien. Aquí ya ves, con la cara despintá y tratando de huir del lobo, jajaja.

Besitos a todos

Isabel chiara dijo...

Jejeje, Antígona querida, no sabes la verguenza que me da con lo vieja que soy, jajaja. Me lo he impuesto como ejercicio, pa perder la vergoña y entrenarme un poco. Así, el día que esté hasta los huevos, lo digo a cara descubierto y seguro que me sale otra voz.

Lo curioso es que una va creciendo (jejeje) y cómo va cambiando todo. Qué asco, ya ni la voz la reconocemos.

En cuanto a Caperuza, es una historia que me encanta, porque de alguna manera, y con mucho arte, para qué dudarlo, se montaron una historia de tres mujeres que se debatían entre la incosciencia (mira que mandar a Caperucita sola a deambular por el bosque en busca de abuelita? menuda madre); la ingenuidad (ella iba canturreando como si nada) y la credulidad (no sólo le da carrete abriéndole la puerta sino que encima la vieja va y lo piropea). Y con un dejillo erótico de la abuela que ya me dirás (me pregunto qué tipo de carne iba buscando el lobo).

Pues eso, y el no avisar es más porque necesitaba tiempo para comentarte, que ya me he leído los dos últimos, y no quería entrar como el cazador, jajaja.

Un besote, me alegra mucho estar por aquí y charlar de nuevo.

mis largos pies dijo...

Muy bonito, muy interesante, muy valiente, y muy-a-mí-me-va-a-ayudar. Te descubro y te doy las gracias.

Isabel chiara dijo...

Gracias siempre a ti, mis largos pies

Abrazos