domingo, 31 de octubre de 2010

Domingo, 12 de septiembre de 2010

Porque la noche es para los amantes
vocifera ella por los altavoces.
Y la mía no.
Aplastar mi corpulencia sobre las sábanas húmedas
agotar mi consciencia en números y deseos
rendirme a la violencia de los huesos.
La mía no.

Es domingo, y llevo sin echarme agua encima desde el viernes, antes de salir de caza, en la mierda de casa que comparto con el viejo. Me gusta oler mi cuerpo. Por eso no me lavo los fines de semana: entro en salmuera, en la de mi propia humanidad; así me conozco. Y me reconozco.
Hace tres meses que alquilé este estudio de una habitación y un cuarto de baño. Para comer me las apaño con un infiernillo eléctrico y latas de albóndigas. Con el dinero de la primitiva lo alquilé. Y un portátil. Y no se lo conté a nadie.
Que me tocó.
Tenemos wifi en los apartamentos. Es muy moderno el casero: un tío cuarentón que juega a las canicas con las cucarachas los fines de semana, cuando vengo. Ellas aprovechan mi ausencia de lunes a jueves para bucear en sus facebook. Yo las encuentro los viernes por la noche dormiditas encima del teclado. Pobres. Quizás un desengaño al otro lado de la red; o el ddt que se cuela por debajo de la puerta.
Como una cucaracha, como cualquiera de ellas, las que acaban en la papelera del pasillo me siento yo cuando bajo la cremallera de la rendija. Pero una vez dentro todo cambia: enciendo el aparato y me invento la vida. Y empiezo a olerme.

8 comentarios:

Raquel Barbieri dijo...

Isabella,

Me sofocó. Siento el olor de la persona en salmuera, el tufo del ambiente mezclado con el de las albóndigas y hasta el ruido de su cerebro mascullando.

Este relato, que me ha gustado mucho porque tengo mi linda cuota de negror, me hace pensar en cuántas veces la mente funciona en reversa. Sentirse como una cucaracha... como Gregor Samsa, y quizás hay alguien que ve a esa persona como si fuera el Rey León. Es todo tan relativo.

Qué alegría volver a leerte en este espacio. Me encantaaaaaa

Besotes dominicales

mjromero (alfaro) dijo...

Siempre me gusta lo que escribes, mira que son asquerosas las cucarachas,un contapunto de insecto para el propio cuerpo, no es tan raro, al fin y al cabo alguna identificación 'animalaria' tenemos siempre.
Un abrazo.

Ico dijo...

Precioso relato, expresionista y caustico ..nuestro olor es la mismidad misma.. jaja. Muy bueno, me recordó a la metamorfosis de Kafka...

Isabel chiara dijo...

Raquel, la cuota de negror la tenemos full, por eso y por el olor acuden las cucas, están en su ambiente de horrorrr, jajaja.

Besitos, yo también me alegro de colgar algo, aunque sea del año la mona. BESOOOOOSSSS


MJ, y no nos las quitamos de encima, y dicen que son alemanas las que tenemos por aquí, y se dice que comen de todo, así que tal como está el patio no difieren mucho de nosotros.

Un beso fuerte.


Ico, la metamanía más bien de verlo todo así, cucarachístico y odorífico, aunque con un toquecillo pictórico y decadente, jajaja.

Besos, besos

Isabel chiara dijo...

Señoras, quería compartirlo con vosotras:

Nuestro último cortometraje SHOT recibió anoche el Premio a la Mejor Creación Andaluza otorgado por Canal Sur Tv en el Festival Internacional de Animación ANIMACOR 2010.

Jajajaja, si no lo anuncio reviento.

Raquel Barbieri dijo...

¡Congratulaciones! Me alegro mucho, Isabella.
¡Enhorabuena!

Besos mil, y a disfrutar del premio :)

Begoña Leonardo dijo...

Qué sorpresa, ahora sólo te envío un cariñito, luego me paso con más tiempo...

Begoña Leonardo dijo...

Ahora sí. Me gustó mucho, más que mucho, y me identifico. Estoy con un catarro de infierno tomando un jarabe repugnante y toda yo incluída mi orina huele a jarabe, al descubrirlo sentí asco, pero después de leerte, he decidido no ducharme hasta mañana...

Arrumacos frente al Duero